Todo lo que necesitas para practicar alpinismo invernal

El alpinismo consiste en la práctica de escalar montañas, considerada por algunos como la más antigua y completa de estos deportes extremos. La mayoría de sus fanáticos buscan cada vez subir montañas más altas, pues entra en juego el afán de superación personal de alcanzar una meta que en este caso es un cima que cada vez ofrecerá una mejor vista.

Pero, la práctica del alpinismo en este caso de montañas invernales como cualquier otra disciplina deportiva y más en este caso que es extremo, requiere de un equipo adaptado, sobre todo por la inclemencia del clima invernal.

Para este tipo de condición climática los expertos recomiendan el conocido principio de las tres capas, que consiste básicamente en el uso de tres capas aislantes y ligeras que una sola aunque sea muy gruesa, ya que además de ser más cómodo permite quitarlas y ponerlas según vaya variando la temperatura.

Estas capas están distribuidas en: la capa interior, que es la que está en contacto con la piel, constituida por camiseta y pantalón, térmicos por supuesto. La capa intermedia tiene la función de aislar el frío, su misión es retener el calor que genera el cuerpo y evitar su enfriamiento. La tercera capa protege de las inclemencias del clima, por lo tanto son prendas impermeables.

Debes contar con gafas de ventisca botas de alpinismo, guantes, una mochila adecuada para la práctica, además de implementos como una cuerda, piolets que pueden ser uno o dos, crampones, arnés, casco, bastones.

Según sea la dificultad del terreno es importante que incluyas un botiquín de primeros auxilios, máscara, regulador y botellas de oxígeno y una tienda de campaña.

Es importante siempre ir acompañado durante estos ascensos, procurando siempre que el grupo cuente con la misma preparación para poder responder ante cualquier dificultad que se presente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *