El alpinismo es el paso siguiente para los montañistas

El alpinismo es una forma de montañismo que se caracteriza por ser bastante más demandante, pues supone el escalado de una montaña de gran altura y de características geográficas que implican una gran demanda y destreza física.

A diferencia del montañismo convencional, el alpinismo requiere de una serie de utensilios, que le permitirían al montañista escalar zonas muy empinadas, imposibles de caminar. El alpinismo sucede en clima extremadamente frío, por lo que es importante haber desarrollado resistencia suficiente además de una adecuada condición física.

El alpinismo es el paso siguiente del montañismo convencional

Si llevas haciendo montañismo desde hace unos años, el paso siguiente es la práctica del montañismo; ambas prácticas tienen su diferencia en la altura a la que se realiza el escalado. Por condiciones geográficas, el montañismo en lugares con gran altitud, no puede hacerse caminando, pues normalmente las locaciones de gran altitud, implican características más demandantes de escalado.

Si nunca se ha practicado alpinismo, se puede iniciar en una locación con entrenadores en la práctica, partiendo de locaciones ideales para comenzar a practicar y a crear condición física. Algunas de las locaciones para iniciarse en el alpinismo, son montañas que estén por encima de los 3500 metros de altura.

Un par de locaciones para iniciarse en el alpinismo

Uno de los sitios turísticos ideales para que los montañistas se inicien en el alpinismo es en el Monte Fuji, en Japón. Se trata de una montaña de unos 3776 metros de altura, que es, además, una de las cumbres más visitadas en el mundo.

La ruta para escalarla se llama Kawaguchiko y es considerada una ruta ideal de iniciación en el alpinismo, pues cuenta con lo necesario para ir formando la condición física necesaria para subir montañas más demandantes, siempre que no requieran técnica.

Pikes Peak es una montaña norteamericana de 4302 metros de altura, y es la cima más alta de su país. Se trata de una locación que se puede subir a través de una ruta establecida; es, también, una montaña que no requiere técnica, pero supone un excelente ejercicio para la iniciación en el alpinismo.

La montaña se caracteriza por tener una ruta demandante físicamente, pero si ya estando en la cima no se quiere hacer el esfuerzo de bajar, se puede tomar transporte de regreso, entre lo que destaca un tren o esperar un auto en un autostop en la carretera de Cara Norte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *