Los chalets conservando la tradición y estilo

Las viviendas que se construyen tipo chalet son muy espaciosas.  Existen chalets convencionales en donde la mayoría de los casos se crea un ambiente rígido y personalizado.

Este tipo de viviendas resultan sumamente costosas tanto para construirlas como en su ambientación y decoración, así como en su mantenimiento, pago de personal de cocina, de limpieza y mantenimiento de los jardines y áreas verdes.

Tanto muebles en un solo ambiente resulta poco atractivo, con espacios muy grandes y jardines en donde sus dueños y la familia pasan ratos dentro del chalet la mayor parte del tiempo.

En los espacios grandes y eso si con un atractivo jardín en donde sus dueños  y su familia pasan  dentro del chalet la mayor parte del tiempo y tienen en la ciudad su vivienda principal y su oficina.  Es cuestión de gustos, el dinero de los propietarios prevalece a la hora de comprar un  chalet, siempre va a escoger lo más caro, aunque esto no le representa la estabilidad emocional, lo que realmente importa es el dinero que invierta en el chalet.

Me anoto en las viviendas tradicionales, con más acogedoras, vienen con decoraciones sencillas y de buen gusto.  Representan una verdadera sensación de descanso para el disfrute de la familia.  Tienen ambientes de esparcimiento, diversión y descanso en donde se pueden sentar a tomar un café,  merendar, leer un buen libro para darle sentido a la vida.

Los chalets definitivamente no entran en mi gusto, no son la opción particular que merecen las casas tradicionales claro está, se respeta en todo momento el gusto de los demás y el poder económico que tengan.  El costo elevado del mobiliario para su habitabilidad y el acondicionamiento los hace sentir fríos y aburridos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *